En este post haré una introducción sobre los Métodos principales de musicoterapia, los que han sido reconocidos a lo largo de estos años. Como es la primera de una serie de entradas, haré una introducción sobre los modelos y posteriormente iré profundizando un poco más en cada uno de ellos en el Blog de Musicoterapia especilizado en Musicoterapia y Mujeres Víctimas de Violencia de Género

Han surgido diferentes modelos musicoterapéuticos con características específicas pero con un elemento común que es la música. Los modelos con mayor repercusión son: el modelo conductista, el modelo analítico, el modelo musicoterapéutico de Benenzon, el modelo GIM y el modelo humanista- transpersonal, cuya aplicación se ha plasmado a través  del método Nordoff-Robins.

MÉTODO CONDUCTISTA DE MUSICOTERAPIA: La teoría conductista se ha desarrollado a partir de la descripción de fenómenos que han ocurrido. Los individuos adquieren un repertorio de conductas como consecuencia de los entornos que los han influido a lo largo de sus vidas. La aplicación de esta teoría en la práctica clínica empieza, por parte del terapeuta, con la evaluación real de la conducta con el fin de obtener varias clases  información (Mercadal-Brotons, 2000, p. 310).

MÉTODO ANALÍTICO DE MUSICOTERAPIA: Se basa en los principios  del psicoanálisis y considera que la musicoterapia surge de la relación y trabaja a través de los sonidos con objeto de: establecer un contacto allí donde la palabra no es suficiente o es inexistente; alimentar a través del proceso creativo una mayor fluidez comunicacional entre el mundo interno del sujeto y el externo; ayudar a aprender un instrumento expresivo que haga posible una ampliación del estado de consciencia (Di Franco, 2000, p. 309).

MÉTODO MUSICOTERAPÉUTICO DE BENENZON: Representa el psiquismo humano como un triángulo cuya base es la zona más extensa y representa el inconsciente, según la teoría Freudiana. En este método de musicoterapia, el musicoterapeuta tiene el deseo de modificar al otro;  vocación de servicio; información y formación en musicoterapia; reconocimiento de sus ISOS; experiencia terapéutica personal; supervisión.

MÉTODO BMGIM: Este método considera  la audición musical como ponerse ante un “espejo musical”, donde el viajero explora partes de sí mismo a partir de los “mensajes” que le da la música.

MODELO HUMANISTA-TRANSPERSONAL: Tal y como se avanzaba anteriormente este método de musicoterapia tiene su parte práctica en el método Nordoff-Robins. En este método se aplica la improvisación y la composición musical. La técnica debe ser explorativa, consciente y flexible (Lorenzo e Ibarrola, 2000, p.369).

Las referencias bibliográficas sobre musicoterapia, citadas en esta entrada son las siguientes:

Di Franco, G. (2000). Modelos analíticos: musicoterapia y psicoanálisis. En Betés, M. (Comp.). Fundamentos de Musicoterapia Madrid. Ed. Morata. pp. 318-328.

Lorenzo, A. y Ibarrola, B (2000). Modelo humanista-transpersonal. En Betés, M. (Comp.). Fundamentos de Musicoterapia Madrid. Ed. Morata. pp. 364-378.

Mercadal-Brotons, M. (2000). Modelo conductista. En Betés, M. (Comp.). Fundamentos de Musicoterapia Madrid. Ed. Morata. pp. 309-317.


Empar Guerrero

Dra. en Ciencias de la Educación. Licenciada en Pedagogía. Máster Oficial en Musicoterapia. Profesora en diferentes universidades Nacionales y Latinoamericanas. Musicoterapeuta con mujeres víctimas de violencia de género. Colaboro con diferentes Asociaciones y ONG's.

1 Comment

El abordaje plurimodal y la intervención grupal – MUSICOTERAPIA · noviembre 26, 2018 at 9:28 am

[…] que hay diferentes modelos de musicoterapia, pero hay un método que no se inscribe dentro de ningún modelo, el Abordaje Plurimodal de […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: