El Método Analítico se basa en los principios  del psicoanálisis, teoría creada por Freud. El psicoanálisis se centra en investigar acerca de la significación inconsciente de las palabras, actos y producciones (sueños, fantasías, delirios) de un individuo. Se basa principalmente en la introspección, en fenómenos no visibles como el inconsciente, el ello, el yo o el súper – yo.

Para el psicoanálisis, el síntoma psicopatológico es un sustituto de un proceso psíquico reprimido. Las asociaciones del individuo analizado permiten remontar el curso de ese proceso de represión y descubrir los sucesos inconscientes desplazados hacia el síntoma.

En el psicoanálisis se habla de dos términos transferencia , hace referencia a lo que el paciente proyecta inconscientemente (sentimientos, emociones y vivencias) sobre el terapeuta y la resistencia es todo acto opuesto al encuadre terapéutico. Estas resistencias pueden ser expresadas verbal o musicalmente (Vanay, 2014).

La primera regla fundamental del psicoanálisis es, por tanto, la asociación libre: el individuo analizado recibe la consigna de decir libremente todo lo que se le ocurra. En este sentido, la musicoterapia surge de la relación y trabaja a través de los sonidos con objeto de: establecer un contacto allí donde la palabra no es suficiente o es inexistente; alimentar a través del proceso creativo una mayor fluidez comunicacional entre el mundo interno del sujeto y el externo; ayudar a aprender un instrumento expresivo que haga posible una ampliación del estado de consciencia (Di Franco, 2000, p. 309).

Para el método de Musicoterapia Analítica la relación entre paciente y terapeuta se expresa en términos musicales y en conceptos psicoanalíticos como transferencia, contratransferencia y alianza de trabajo (Bruscia, 1999).

  • Contratransferencia: Conjunto de las reacciones incoscientes del analista frente al paciente y a la ransferencia de este.
  • Alianza de trabajo (o alianza terapéutica) es un acuerdo, un compromiso común que se establece entre el paciente y el terapeuta.

El punto fundamental de la musicoterapia en el Método Analítico,  es que la música posee un valor comunicacional. Se puede expresar, crear o comunicar utilizando la voz, considerando “el grito como expresión del límite del hombre que nace de un todo y se dirige al todo” (Di Franco, 2000, p. 319). En la comunicación con el paciente, el terapeuta no pretende una relación estética formal sino una respuesta adecuada al código que el paciente muestra. La estructura comunicativa sería la siguiente:

            – El paciente aporta un dato sonoro.

            – El terapeuta intenta comprender el código y lo interioriza.

            – Responde a la pregunta del paciente.

En el Método Analítico de Musicoterapia, la empatía es importante para establecer una comunicacióna decuada y es una de las condiciones previas para la comprensión del paciente, después el paciente podrá comprenderse a sí mismo, promoverá al desarrollo de la autoestima y su identidad (Vanay, 2014, p. 87).

Mary Priestley, Marjorie Wardler y Peter Wright son los creadores del  método de Musicoterapia Analítica.

Las referencias bibliográficas de musicoterapia citadas en esta entrada son:

  • Bruscia K. (1999). Modelos de improvisación en musicoterapia. Vitoria: Agruparte.
  • Vanay, V. (2014). Musicoterapia en personas con fibromialgia. Zamora: La casita de la Paz

 


Empar Guerrero

Dra. en Ciencias de la Educación. Licenciada en Pedagogía. Máster Oficial en Musicoterapia. Profesora en diferentes universidades Nacionales y Latinoamericanas. Musicoterapeuta con mujeres víctimas de violencia de género. Colaboro con diferentes Asociaciones y ONG's.

1 Comment

Modelos de Musicoterapia – THE MUSIC FOR THERAPY · agosto 10, 2018 at 4:28 pm

[…] MODELO ANALÍTICO: Se basa en los principios  del psicoanálisis y considera que la musicoterapia surge de la relación y trabaja a través de los sonidos con objeto de: establecer un contacto allí donde la palabra no es suficiente o es inexistente; alimentar a través del proceso creativo una mayor fluidez comunicacional entre el mundo interno del sujeto y el externo; ayudar a aprender un instrumento expresivo que haga posible una ampliación del estado de consciencia (Di Franco, 2000, p. 309). […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: