En este post voy a hablar de un modelo de musicoterapia que más fuerza ha ido adquiriendo, especialmente en Argentina, El Modelo  Benenzon y sus principios básicos. Fue considerado como uno de los cinco modelos más importantes de la musicoterapia durante el IX Congreso Mundial de musicoterapia, (Washington)

El creador de este modelo de musicoterapia es Rolando O. Benenzon (nacido en 1939 en Buenos Aires, médico psiquiatra y músico).

Empezó a diseñar su modelo en 1969, dándole consistencia teórica a través de 40 años de aplicaciones, clínicas, formación y supervisión de musicoterapeutas.

Para él la musicoterapia es una psicoterapia no verbal, que utiliza el sonido, las asociaciones corpóreo-sonoro-musicales y los códigos no verbales para desarrollar canales de comunicación, y a través de ellos mejorar la calidad de vida del paciente.  Por tanto es una terapia relacional no-verbal que tiene que ver con la persona y no exclusivamente con el paciente (Benenzon, 2011).

Este método de musicoterapia representa el psiquismo humano como un triángulo cuya base es la zona más extensa y representa el inconsciente, según la teoría Freudiana. Esta zona infinita está formada por una gran cantidad de energías en constante movimiento.

Benenzon define conceptos como la atemporalidad en la que no existe ni el pasado ni el futuro, sino que todo es presente. A esto, Benenzon le añade el ISO que es la identidad sonora que caracteriza cada individuo y por tanto forma parte de la estructura de su personalidad (Benenzon, 2000, p. 329). El ISO es un concepto dinámico y el ISO de la persona está conformado por cuatro ISOS o estructuras energéticas que son: ISO universal; ISO gestáltico; ISO cultural; ISO grupal.

El método Benenzón, método de  musicoterapeuta, tiene el deseo de modificar al otro;  vocación de servicio; información y formación en musicoterapia; reconocimiento de sus ISOS; experiencia terapéutica personal; supervisión. Éste posee los instrumentos corporo-sonoro-musicales que le permitirán abrir, mejorar y dar fluidez a los canales de comunicación, sin ser necesariamente instrumentos.

Para que sean objetos intermediarios deben tener ciertas características: debe ser reconocido rápidamente por el paciente, pertenecer a la cotidianidad del paciente, de fácil manipulación y desplazamiento, entre otros.

Este modelo considera que el setting es un lugar donde tiene que haber la mayor asepsia, la no-contaminación y la mayor profesionalidad. Este setting debe tener unas condiciones concretas como es estar aislado o tener el  suelo de madera. La técnica más utilizada en este modelo es la improvisación musical, utilizando instrumentos, voz o cualquier elemento cercano al paciente, que le sea familiar, que le haga sentirse a gusto.

El instrumento es un todo y cada una de sus características, su forma, su textura, su color, su temperatura y su sonoridad, será un detonante simbólico para el sistema de comunicación entre los pacientes y el musicoterapeuta (Romero, 2013).

    • Corporal. El cuerpo es el instrumento musical mas completo y contiene en sí mismo las alternativas de ser membranófono, idiófono, aerófono y cordófono. El cuerpo es el primer instrumento utilizado en el vínculo entre la madre y el feto, y luego entre la madre y el neonato.
    • Naturales. Los que se encuentran espontáneamente en la naturaleza y que producen sonidos por sí mismos sin el concurso de la mano del hombre.
    • Cotidianos. Elementos de uso diario, susceptibles de producir sonoridades por su uso. Tapar la cacerola, colocar un vaso sobre la mesa, llenar de agua un vaso o una botella, rallar, martillar un clavo, picar batir un huevo. A veces se confunden con los creados, sobre todo cuando se crea un instrumento con elementos de cotidianidad.
    • Creados. Son instrumentos fabricados producto de la combinación o modificación de los anteriores, con el objetivo de establecer un vínculo a través de los mismos. Estos instrumentos se colocan entre los más importantes de aplicación en musicoterapia.
    •  Musicales. Todos los instrumentos fabricados por el hombre durante todo su proceso evolutivo, que tienen utilidad como instrumentos musicales o sonoros y que favorecen la vinculación en musicoterapia.

Referencias bibliográficas  de Musicoterapia citadas en esta entrada

  • Benenzon, R. (2000). Modelo musicoterapéutico de Benenzon. En Betés, M. (Comp.). Fundamentos de Musicoterapia Madrid. Ed. Morata. pp. 329-349.
  • Benenzon, R. (2011). Musicoterapia de la teoría a la práctica. Nueva edición ampliada. Madrid. Ed. Paidos.
  • Romero, M (2013). Dossier de Modelo Benenzon de Musicoterapia.

Dejo también dos enlaces por si estás interesado en ampliar información:

Fundación Benenzón

Fundación Benenzon de Valencia

 


Empar Guerrero

Dra. en Ciencias de la Educación. Licenciada en Pedagogía. Máster Oficial en Musicoterapia. Profesora en diferentes universidades Nacionales y Latinoamericanas. Musicoterapeuta con mujeres víctimas de violencia de género. Colaboro con diferentes Asociaciones y ONG's.

4 Comments

Modelos de Musicoterapia – THE MUSIC FOR THERAPY · agosto 10, 2018 at 6:52 pm

[…] MODELO MUSICOTERAPÉUTICO DE BENENZON: Representa el psiquismo humano como un triángulo cuya base es la zona más extensa y representa el inconsciente, según la teoría Freudiana. En este modelo el musicoterapeuta tiene el deseo de modificar al otro;  vocación de servicio; información y formación en musicoterapia; reconocimiento de sus ISOS; experiencia terapéutica personal; supervisión. […]

Los instrumentos en Musicoterapia - BLOG DE MUSICOTERAPIA · enero 28, 2019 at 9:27 am

[…] Tipos de instrumentos (Benenzon) […]

Musicoterapia con personas enfermas de Alzheimer - BLOG DE MUSICOTERAPIA · marzo 11, 2019 at 8:01 am

[…] Benenzon afirma que “la persona afectada de Alzheimer con afasia o sin ella es capaz de comunicarse cantando con mayor precisión que verbalmente, y así también lo debe hacer el musicoterapeuta” (Benenzon, 2004, p.7). […]

Los instrumentos en Musicoterapia - MUSICOTERAPIA FOR LIFE · abril 29, 2019 at 5:55 pm

[…] INSTRUMENTOS CORPORALES: El cuerpo humano es el instrumento musical más completo y ofrece gran cantidad de posibilidades. Desde utilizar las palmas, hasta hacer sonidos golpeando el tórax, cantar, gritar, etc. El cuerpo humano puede despertar situaciones de alarma, de descarga o de tranquilidad. […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: