En Musicoterapia For Life queremos compartir la experiencia en la que relacionamos autoestima, asertividad y musicoterapia con mujeres víctimas de violencia de género. La experiencia fue presentada en el Congreso Iberoamericano de Musicoterapia. Este tuvo lugar en Valencia

Soy partidaria de compartir las experiencias que llevamos a cabo. Esto es necesario si queremos continuar construyendo y ampliando la profesión de musicoterapia.

Por eso hay que ir a Congresos y Jornadas, y escribir los resultados de las experiencias musicoterapéuticas. Son espacios más que interesantes para compartir lo que estamos haciendo. Se trata de eso, de visibilizar la profesión. Pero con ello también visibilizamos los colectivos con los que estamos trabajando. Y todo ello siempre nos va a ayudar a ser mejores profesionales.

1. Musicoterapia y violencia de género

Antes de contar en qué consistió la experiencia y los resultados obtenidos me gustaría situar dos de los conceptos clave para llevar a cabo la propuesta basada en la autoestima y la asertividad: Musicoterapia y violencia de género

1.1 Musicoterapia

Se entiende la Musicoterapia como el uso de la música y/o de sus elementos, por un terapeuta cualificado con un/una cliente o grupo, en un proceso dirigido a facilitar y promover la comunicación, las relaciones, el aprendizaje, la movilización, la expresión, la organización y otros objetivos que se consideren relevantes (WFMT, 1996; Poch,2002).

Las posibilidades que ofrece la musicoterapia favorecen el aumento de la autoestima y la asertividad en mujeres víctimas de violencia de género. Y esto se ha ido demostrando en los diferentes estudios que se han publicado en las últimas décadas.

Esta se ha utilizado en diferentes colectivos y desde hace unas décadas se aplica a mujeres víctimas de violencia de género, trabajando con ellas la autoestima y la asertividad.

1.2 ¿ Qué entendemos por violencia de género?

La Organización de las Naciones Unidas en el año 1993, definió la violencia de género como aquellos actos que sufre la mujer por el hecho de ser mujer.  

De esta manera, comienza el ciclo de la violencia de género (Walker,  1984, citado en Sánchez, 2014). Este ciclo tiene un carácter cíclico y repetitivo, provocando consecuencias en la salud de las mujeres a nivel psicológico, físico y sexual/reproductivo. 

Lorente, (1998) y Walker, (1989), han acuñado el término de Síndrome de la Mujer Maltratada.  Hace referencia a todas aquellas alteraciones psíquicas y físicas y sus consecuencias por la situación de maltrato permanente.

A su vez incluye síntomas del trastorno de estrés postraumático, estado de ánimo depresivo, rabia, auto culpa, baja autoestima, ansiedad y/o dificultad para establecer relaciones.

En consecuencia, el área emocional es una de las más dañadas (también la física). Esto nos ha conducido a plantear una propuesta musicoterapéutica centrada en el tratamiento de la autoestima y la asertividad. 

La intervención con estas mujeres se ha llevado a cabo, generalmente, a través de tratamientos farmacológicos y/o  psicoterapéuticos. Pero autoras como  Fernández (2006),  Lago (2012),  o Miner (2015), han introducido la musicoterapia como nueva herramienta terapéutica.

2. Autoestima y asertividad

La autoestima,  asertividad y musicoterapia con mujeres maltratadas es la experiencia que llevamos a cabo con un grupo de 10 mujeres. Son dos competencias emocionales que deberemos abordar cuando intervenimos con este colectivo. Así mismo serán dos dimensiones que trabajaremos en sesión de musicoterapia.

El primer concepto, autoestima, es quererse y valorarse uno mismo. Asimismo conlleva  confianza y respeto, capacidad y habilidad para resolver problemas. Por ello las personas deben aprender a estimarse manera positiva.

En las mujeres que han sufrido violencia de género nos encontramos que la autoestima está gravemente dañada. Les han hecho creer que «no valen nada» o «que todo lo hacen mal». Esto genera inseguridad y falta de confianza en una misma.

Por ello, y siendo conscientes de que también son mujeres resilientes y valientes con capacidad de cambio, planteamos aumentar la autoestima y reforzar el valor que cada una tiene.

En otro sentido, la asertividad es una de las habilidades sociales que el ser humano posee o debería poseer. Este término hace referencia a la capacidad de defender y expresar los propios derechos, opiniones y sentimientos. 

Además implica la capacidad para decir «no» claramente y mantenerlo, evitando situaciones en las cuales uno puede verse presionado, y demorar actuar en situaciones de presión hasta sentirse adecuadamente preparado

Por consiguiente, esta habilidad es también una de las que se hace necesario  trabajar y tratar porque es fundamental que las mujeres tomen de nuevo su espacio y adquieran la capacidad de expresarse cuando y como quieran.

3. Autoestima, asertividad y musicoterapia

Para iniciar la intervención musicoterapéutica estimamos oportuno pasar un cuestionario al inicio y al final de la intervención con el fin de valorar la incidencia del tratamiento.

La valoración del nivel de autoestima se hizo al inicio y final. Para ello pasamos la escala de autoestima de Rosenberg. Para la asertividad pasamos el cuestionario de Rathus.

Esta experiencia la llevamos a cabo con ocho mujeres. Empezaron 10, pero dos abandonaron. Todas estaban separadas del maltratador. El proyecto se desarrolló a lo largo de 15 sesiones (de febrero a primera semana de junio).

Los resultados fueron muy positivos ya que mejoraron la autoestima y la asertividad. Ello se constató, no solo con las respuestas a los cuestionarios, si no también con las reacciones ante las improvisaciones o lo que verbalizaban en las sesiones. 

Con todos los datos recogidos (cuestionarios, entrevistas y registro anecdótico) escribimos una comunicación que fue presentada en el III Congreso Iberoamericano de Investigación en Musicoterapia que tuvo lugar en Valencia.

Si quieres leer la comunicación completa, pídemela y te la mando

4. De la comunicación a la radio y a un libro....

A raíz de la presentación que hicimos en el Congreso, nos hicieron una entrevista en la Cadena Ser y otra para la Agencia EFE. 

Dejo un extracto de la noticia que se publicó en la página de la emisora Cadena Ser y el extracto de la entrevista que me hicieron para comentar los resultados obtenidos.

«La musicoterapia no solo es útil en el tratamiento de enfermedades. El congreso acogerá la presentación del proyecto de la profesora Empar Guerrero de intervención musicoterapéutica con mujeres que han sido víctimas de violencia de género. Una terapia que utiliza métodos como la improvisación, relajación a través de música editada, experimentación y expresión a través de canciones e imágenes acompañadas de música.

Guerrero asegura que el objetivo de trabajar la autoestima y la asertividad en mujeres maltartadas, se cumple con creces, y que los resultados, que califica de espectaculares, muestran que las mujeres logran poco a poco empoderarse y recuperar el control de su vida y su entorno».

Si quieres tener el artículo completo y la entrevista, puedes acceder al siguiente enlace: 

Artículo Completo

Además tuvimos la oportunidad de escribir otra comunicación para unas Jornadas, a raíz de la cual se ha publicado un libro RizomaTrans. Si quieres consultar el capítulo puedes hacerlo ahora. Las páginas son de la 158 a la 166.

Si quieres leer el artículo que salió de la comuncación puedes  hacerlo desde aquí

Artículo Completo

Y digo esto, no porque sea importante de por sí estas dos entrevistas, si no por lo que supone de dar visibilidad primero a las mujeres y después a la profesión de musicoterapia.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Si quieres...

  • Descargarte dos e-books gratis de Musicoterapia
  • Ser la primera persona en enterarse de lo nuevo de Musicoterapia For Life
  • Y tener acceso a nuevas campañas

...AHORA PUEDES

A %d blogueros les gusta esto: