En Musicoterapia For Life os queremos acercar a algunos de los estudios de musicoterapia y violencia de género, realizados a lo largo de las últimas décadas.   

No hay una gran extensión de referencias, tal y como ocurre con otros colectivos. Pero los que hay, o al menos los que he ido encontrando, han demostrado la eficacia de la musicoterapia con mujeres víctimas de violencia de género. 

1. Hablando de lo que falta

La escasez de experiencias musicoterapéuticas con mujeres que han sufrido violencia de género, en parte, se debe a las siguientes razones:

  • Segundo: Las administraciones públicas, así como entidades sociales, (aunque muchas ya venían trabajando con este colectivo desde los años 90), implementan proyectos de intervención abarcando todas las dimensiones: social, laboral, personal, familiar, etc.
  • Tercero: La musicoterapia es una disciplina que, aunque está cada vez más consolidada, todavía no ha alcanzado los niveles de implementación de otras disciplinas.  
  • Cuarto: Derivado de lo anterior, faltan experiencias en algunos ámbitos de intervención (o al menos faltan publicaciones al respecto). Es el caso de  la violencia de género.
  • Quinto: A veces los profesionales que nos dedicamos a esto, no encontramos el momento para escribir,  publicar y compartir las experiencias. Y esto es necesario que lo hagamos si queremos avanzar como disciplina.

Pero dicho lo que falta, quiero compartir lo que ya tenemos y abrir puertas para continuar sumando. Sé que hay más profesionales que están trabajando con estas mujeres, desde la musicoterapia. Y espero/deseo que compartamos experiencias para continuar avanzando y mejorando.

2. Cuatro estudios de musicoterapia y violencia de género

La musicoterapia puede aplicarse a diferentes colectivos y a diferentes realidades. En este sentido, desde hace unas décadas, además de aplicarse en el ámbito de la discapacidad, o con personas enfermas de Alzheimer, también se aplica con mujeres víctimas de violencia de género.  

Las experiencias revisadas demuestran la efectividad de la musicoterapia para mejorar diferentes áreas (entre ellas la emocional o la relacional). Estas son las áreas que han resultado dañadas en la situación de violencia vivida.

Con el fin de conocer dicha efectividad abordaremos los estudios de: Cassity y Theobold, Parra, Lago, y Guerrero. En otro post de Musicoterapia For Life, hemos descrito otros estudios como el de Whipley, Fernández (2006) y Curtis. 

2.1. Tecnicas de Musicoterapia y violencia de género: Cassity y Theobold (1990)

Uno de los primeros estudios de musicoterapia y violencia de género, es el que llevaron a cabo Cassity y Theobold en 1990.

Estos autores estudiaron las técnicas que utilizaron 2.564 musicoteraputas. Estaban especializados en el tratamiento de mujeres maltratadas, sus hijos y los maltratadores. Por las características del estudio, se describen las técnicas más utilizadas, pero no los resultados obtenidos en los pacientes.

Los resultados de este estudio fueron:

Las áreas sobre las que incidían los musicoterapeutas eran: Área conductual, área afectiva y área interpersonal, entre  otras. 

    Lo más relevante de las técnicas utilizadas para intervenir en  cada área es lo  siguiente:

    • conductual: análisis de letras y canciones y la improvisación y el movimiento.
    • afectiva: la audición de música editada y su posterior discusión, la improvisación instrumental, vocal, corporal y la composición   de canciones.
    • En el área interpersonal: música orientada al grupo y actividades musicales seguidas del análisis y el procesamiento de los sentimientos de los pacientes.

    2.2. Intervención Individual en dos mujeres víctimas de violencia de género: Clara Parra

    El segundo lugar, el estudio que mostramos es el que llevó a cabo Clara Parra en 2008.

    Esta autora presenta en su tesis doctoral el estudio de tres casos únicos de mujeres alojadas en una casa de acogida.  En un principio la intervención iba a ser grupal (6 mujeres) pero acabó planteándose de forma individual con 3.

    Las dos primeras mujeres eran inmigrantes, de unos 20 años. Ésta última es la que menos tiempo llevaba en la casa. La primera mujer realizó las 12 sesiones. En el caso de la segunda no las concluyó ya que se marchó del país. Por último la tercera volvió con su pareja después de la 3ª sesión.

    Su hipótesis exploratoria era la siguiente: “la utilización de la música como elemento principal de una intervención terapéutica puede producir cambios en la autoestima, la depresión y la asertividad de tres mujeres maltratadas” (p. 108). 

    Fueron dos los objetivos planteados para el estudio: 1) medir los resultados o eficacia de una intervención musicoterapéutica a través de métodos cuantitativos, midiendo la autoestima, la depresión y la asertividad y 2) estudiar el proceso de una intervención musicoterapéutica a través del método Grounded Theory como procedimiento de análisis cualitativo.

    Los instrumentos que se utilizaron fueron: 

    A) Test estandarizados: 

    • 1) Cuestionario Autoconcepto Forma 5 (AF5) (García y Musitu, 2001), 
    • 2) Cuestionario Estructural Tetradimensional para la Depresión (CET-DE) (Alonso-Fernández, 1995) y
    • 3) Escala de Habilidades Sociales (EHS) (Gismero, 2002); 

    B) Hojas de seguimiento diario que medían las tres variables: 

    • ánimo, asertividad y autoestima.

    Los resultados obtenidos en esta experiencia fueron los siguientes

    • Caso A mejoraron las tres dimensiones, siendo la depresión la que más (41,38%).
    • En el Caso B mejoró la depresión (33,33%) pero la asertividad y la autoestima empeoraron entorno a un 2,5%.
    • por último el Caso C se pudo medir solo las variables con los cuestionarios pre-test. Con las hojas de seguimiento diarios se mostró que la autoestima y la depresión disminuyeron un 13,5% y la asertividad un 0,29%.

    2.3. Intervención Grupal con mujeres que viven en un centro

    Con el proyecto Mujer tú vales mucho. Mira y escucha, la vida te está esperando” , Pilar Lago llevó a cabo un estudio de musicoterapia y violencia de género. El grupo estaba compuesto por 12 mujeres, de entre 45 y 70 años del Centro de Ayuda Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres en Madrid. Su  nivel socioeconómico y la formación de las mujeres es variado y hay tanto españolas como extranjeras.

    Los objetivos que trabajaron fueron: 

    • 1) aumentar la autoestima; 
    • 2) volver a vivir momentos de alegría; 
    • 3) disminuir los niveles de ansiedad; 
    • 4) aprender a estar solas; 
    • 5) crear un ambiente agradable y colaborador; 
    • 6) ofrecer herramientas para comprometerse con su familia y la sociedad; 
    • 7) abrir nuevos canales de expresión y comunicación; 
    • 8) potenciar sus capacidad y habilidades 
    • 9) recuperar su estado mental y físico.

    Se realizaron dos temporadas de sesiones, la primera de 20 y la segunda 30/34. La duración 60-80 minutos semanales. 

    Los instrumentos utilizados fueron: 1) Evaluación (inicial y final) y 2) Protocolos (Programa de Tareas, Ficha Personal e Hª Musical, etc.)

    Algunos de los resultados obtenidos en esta experiencia fueron

    • un 87% de las mujeres miran al futuro de forma distinta (más alegres),
    •  se han formado amistades lo que les ha permitido realizar actividades culturales y de ocio fuera del centro,
    • viven la soledad con mejor ánimo
    •  en las sesiones han podido expresar la rabia y el dolor.

    2.4. Intervención de musicoterapia y violencia de género en grupo

    Finalmente, siguiendo con los estudios de musicoterapia y violencia de género, presento el que se llevó a cabo en el 2014  en Valencia. 

    Guerrero (2014) intervine con mujeres víctimas de violencia de género derivadas de la Asociación Alanna de Valencia. 

    En esta primera experiencia se trabajó con un grupo de 6 mujeres de entre 33 y 56 años. En general el perfil de estas mujeres es el siguiente:

    • Mujeres en situación de vulnerabilidad por violencia de género por parte de sus parejas.
    • Todas estaban divorciadas, pero algunas de ellas todavía en procesos judiciales por custodia de los hijos o por cuestiones de patrimonio (decisiones sobre la vivienda familiar).
    • Mujeres en proceso de estructuración de la imagen identitaria (Fernández 2010), empoderamiento y mejora de la asertividad.
    • Participan en diferentes actividades llevadas a cabo en la  asociación Alanna.
    • Todas conocen la propuesta del taller de musicoterapia a través del correo electrónico enviado por la asociación Alanna con la información que se adjunta en el anexo 1.

    Los objetivos planteados fueron tres: 

    • favorecer la mejora del autoconcepto, 
    • fomentar la relación grupal y sentimiento de pertenencia 
    • estimular la toma de decisiones. 

    Los instrumentos para la recogida de datos eran tres

    • 1) cuestionario Autoconcepto Forma 5 (AF5) de García y Musitu, (2001) 
    • 2) Registro sobre relación grupal
    • 3) el registro anecdótico (de cada sesión).

    Como consecuencia de la intervención se obtuvieron los siguientes resultados

    • Mejoró el autoconcepto pasando de una puntuación de 22 unidades de centiles en el inicio a 54 unidades de centiles al finalizar.
    • Se reforzó el sentido de pertenencia al grupo, de modo que quedaban fuera de las sesiones para llevar a cabo actividades conjuntas
    • Con los datos recogidos en registro anecdótico, se constató que tomaban más la iniciativa, no solo en las improvisaciones, si no a la hora de proponer actividades o tomar decisiones en aspectos relacionados con su vida privada.

    3. Por último si quieres seguir leyendo

    En Musicoterapia For Life queremos ofrecer la máxima información posible sobre musicoterapia y violencia de género. Por eso estamos continuamente ampliando la  información. 

    Si el tema te interesa te propongo que consultes también: 

    • la página de investigación donde puedes ver más estudios de musicoterapia y violencia de género y Congresos de Musicoterapia donde podrás presentar tus experiencias
    • Musicoterapia y víctimas de violencia de género en el que describo más estudios
    • Y si eres musicoterapeuta, estás interviniendo con mujeres que han sufrido violencia de género y quieres compartir tu experiencia…No lo dudes, y ponte en contacto conmigo para publicar tu intervención.

    1 comentario

    LA MUSICOTERAPIA Y MUJERES MALTRATADAS. ALGUNOS ESTUDIOS – BLOG DE MUSICOTERAPIA · diciembre 17, 2018 a las 9:43 am

    […] a cabo desde los años 90. En un post anterior ya hablamos de la intervención que llevaron a cabo Cassity y Theobold (1990), investigando sobre las técnicas que 2.564 musicoterapeutas utilizaban para intervenir con mujeres […]

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


    ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

    Si quieres...

    • Descargarte dos e-books gratis de Musicoterapia
    • Ser la primera persona en enterarse de lo nuevo de Musicoterapia For Life
    • Y tener acceso a nuevas campañas

    ...AHORA PUEDES

    A %d blogueros les gusta esto: