La improvisación instrumental es una técnica expresiva, una de las que más se utiliza en Musicoterapia por las posibilidades que ofrece. En Musicoterapia For Life, hablaremos de qué es la improvisación y para qué sirve. Nos centraremos en la improvisación realizada con instrumentos, ya que se puede proponer también una improvisación vocal (utilizando el canto).

    1. ¿ Qué es la improvisación instrumental?

    El témino «improvisación» significa aquello que llega de manera imprevista. Implica que el paciente hace música libremente, seleccionando cualquier medio musical que se encuentre a su alcance.

    El instrumento se convierte en un elemento intermediario a través del cuál se expresa lo que el paciente necesita. En esta técnica, el sonido se ejecuta de forma libre, facilitando al paciente la asociación espontánea de emociones, vivencias o situaciones personales vividas. Todo ello se proyecta a través de los sonidos que los instrumentos generan.

    Cuando iniciamos una improvisación instrumental se puede hacer a partir de una consigna determinada ( referencial) o sin ella, (no-referencial).

      2. ¿ Qué significa esto?

      En la improvisación referencial la música estará organizada o hará referencia a algo. Por ejemplo puede hacer referencia a determinados sentimientos o sensaciones previamente verbalizadas.

      De este modo la música ayuda a transformar emociones consolidadas a lo largo del tiempo y se puede producir un cambio, transformando esos sentimiento, sensaciones o emociones.

      En cambio en las improvisaciones no-referenciales, se crea y organiza la música de acuerdo a pautas estrictamente musicales sin tener que representar algo externo.

      Si se improvisa sin referencias verbales está libre de contenido. Esto favorece la representación de una situación abierta que permite al paciente organizar la música de acuerdo a sus necesidades actuales (Lodeiro, 2014).

          3. ¿ Porqué la improvisación instrumental en Musicoterapia?

          Según esta autora con la improvisación se facilita:

          • Conocimiento sobre uno mismo: La forma en que la persona se centra en la tarea, se concentra en sí mismo

          • Descubrimiento del entorno físico: Involucrarse en el entorno, en el contexto (aunque a veces uno se olvida de donde está)

          • Conexión con los otros: Todos contribuyen a la improvisación, miradas, sonrisas, consignas no verbales….

          • Expresión a diferentes niveles: La intensidad va a depender de cada uno

            4. ¿ Qué debemos tener en cuenta en una improvisación?

            En una improvisación lo más importante es el contacto del paciente con el instrumento convirtiéndose éste en un «continente emocional» y es importante que el cliente lo pueda identificar como un objeto intermediario seguro. Cuando la improvisación la llevamos a cabo con un grupo, Alvin aconseja que éste esté formado por entre 6-8 pacientes.

            • Preparara el setting que vayamos a utilizar y que se ajuste a los objetivos que queremos conseguir

            • Pensar el tipo de improvisación que queremos llevar a cabo: referencial o no-referencial

            • Crear un contexto seguro y relajado para llevar a cabo la improvisación

            • Sugerir a la paciente ( o pacientes si es grupal) que elijan un instrumento

            • Indagar sobre los sentimientos surgidos y comentar la improvisación

              5. ¿ Qué analizan los IAPS de Bruscia?

              La evaluación usando los IAPs (perfiles de valoración de las improvisaciones) es conducida en 3 pasos simultáneos, que requieren varias sesiones: Estos son:

              • Observaciones clínicas del paciente improvisando bajo diferentes condiciones

              • Análisis musical de las improvisaciones

              • Interpretación de los datos

              • Las variables que se pueden analizar son: Integración, variabilidad, tensión, congruencia, saliencia, autonomía. cada perfil permite analizar la improvisación con criterios diferentes y cada uno de ellos cuenta con 5 gradientes o niveles.

              6. Algunos consejos antes de finalizar

              Antes de finalizar quiero compartir algunas ideas que deberemos tener en cuenta cuando llevamos a cabo una improvisación:

              • Como en cualquier sesión de musicoterapia, es importante respetar los procesos y los tiempos de cada una de las personas con las que trabajamos

              • Cuando intervenimos en grupo, cada uno participará de la improvisación cuando así lo determine

              • Interactuará con los demás en diferente medida, dependiendo del momento, de su energía, de sus emociones

              • Cómo interaccionan, el tiempo de duración de la improvisación o el instrumento escogido se convierten en elementos observables

              • Estos pueden servirnos para valorar la sesión o evaluar los cambios producidos con respecto a otras improvisaciones.

              • Para registrar las improvisaciones contamos con los IAPS de Bruscia


              2 comentarios

              La oportunidad de escuchar - MUSICOTERAPIA FOR LIFE · marzo 25, 2019 a las 9:23 am

              […] la musicoterapia. Esto supone entender cómo funciona cada una de las experiencias musicales: técnicas de  improvisación, técnicas re-creativas, técnicas de composición y técnicas receptivas (Bruscia, […]

              ANALIZAR LAS IMPROVISACIONES - MUSICOTERAPIA FOR LIFE · abril 22, 2019 a las 9:24 am

              […] las improvisaciones se crea, espontáneamente, la melodía, el ritmo, la canción o la pieza instrumental.  El cliente […]

              Los comentarios están cerrados.


              ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

              Si quieres...

              • Descargarte dos e-books gratis de Musicoterapia
              • Ser la primera persona en enterarse de lo nuevo de Musicoterapia For Life
              • Y tener acceso a nuevas campañas

              ...AHORA PUEDES

              A %d blogueros les gusta esto: