En Musicoterapia For Life presentamos el Método de Musicoterapia GIM creado por Bonny en los años 60-70. Este es uno de los métodos reconocidos en el campo de la musicoterapia, junto a otros modelos como el conductista o el analítico.

Tal y como ocurre con el modelo Benenzon o con los métodos que acabamos de citar, el método GIM es un método basado en los principios de la psicoterapia. 

Algunos autores representativos del psicoanálisis son Freud y Jung. Sus teorías se basan en explorar el inconsciente de sus pacientes. Ellos utilizaron también, imágenes para guiar el subconscientes. De este modo, Freud utilizó inicialmente la hipnosis y Jung la técnica de la “imaginación activa”. En esta técnica, el diálogo con el inconsciente se suele dar en forma de una conversión interna o a través del arte. 

1. Principios del Método de Musicoterapia GIM

El Método de Imaginación Guiada y Música (Guided Imagery and Music) (GIM) es un método de psicoterapia musical profunda que facilita la exploración de la conciencia a través de la música clásica.  

 Se desarrolló como método a partir de las investigaciones de Helen L. Bonny. Fue violinista de origen sueco de la Orquesta Sinfónica de Maryland. Desarrolló su método en el Centro de Investigaciones Psiquiátricas del Hospital Psiquiátrico de Maryland, a principios de los años 60.

El grupo de musicoterapeutas que intervienen en el Maryland Psycriatric Research Center, ha utilizado la música en más de 600 sesiones. Han trabajado con drogodependientes, durante muchos años, y todos consideraban la música como un estímulo muy efectivo.

En el Método de Musicoterapia GIM, es un método de musicoterapia que trabaja principalmente con  «el empleo de la música para alcanzar y explorar los niveles extraordinarios de la conciencia humana» (Bonny & Savary, 1994, p. 13).

Utiliza como técnica la «audición musical». Para ello Helen Bonny, recopiló música en 21 cintas (hoy revisadas y modificadas). Con esta música se quiere ayudar a las personas a buscar el crecimiento y el bienestar. Todo ello a través de  niveles desconocidos o poco habituales de la conciencia. 

Alguno de los procedimientos realizados en el método de musicoterapia GIM son comunes a otras formas de terapia como la musicoterapia activa o interactiva. Por ejemplo la entrevista inicial y el contrato. 

Sin embargo, otros aspectos como el desarrollo de las sesiones son muy diferentes en sí mismas. Por ejemplo las técnicas de improvisación, recreación, o composición musical, utilizadas en otros métodos (March, 2013).

1.1 Objetivos terapéuticos de la Música Guiada

Según Bonny (1972), la música «complementa» los objetivos terapéuticos de cinco formas distintas:

  • ayudando al paciente a abandonar los controles usuales y a entrar más en su mundo interno;
  • facilitando la liberación de las emociones intensas;
  • contribuyendo a una «experiencia culminante»;
  • dando continuidad a una experiencia donde el tiempo no existe;

2. Características de la Música en el Método GIM

La música editada y recopilada específicamente para las sesiones (atendiendo a lo que el paciente necesita), es la base de este método de musicoterapia. Las Características principales de la música escogida en los programas GIM son:

1. La música como pantalla proyectiva: La música es un medio no verbal que evoca sentimientos. La resistencia común que aparece al hablar de nuestros problemas se elimina.

2. La música, como contenedora de la experiencia del viajero, protege el espacio para que la persona entre dentro de sí.

3. En GIM se eligen músicas por su potencial para despertar y sugerir una amplia gama de respuestas emocionales. Su cualidad dinámica de continuo cambio hace avanzar a la psique. El movimiento es sugerido por el tempo de la música, y también por los adornos (Bonny, 1994).

4. La variabilidad de la música: Esta variabilidad puede ser proporcionada por cambios en la melodía, armonía, timbre  y dinámica. Demasiada variabilidad en la música también puede ser percibida como desorganización (Bonny, 1994).

5. El estado de ánimo expresado por la música es característica crucial en la elección de las piezas, y también en la decisión de cómo secuenciarlas dentro de un programa. Puede estar determinado por muchos factores: la línea melódica, las progresiones armónicas, los puntos de modulación y los efectos tímbricos de ciertos instrumentos.

    3. Estructura de la sesión en el Método de Musicoterapia GIM

    La fase de la sesión en la cual se utiliza la música tiene una secuencia conocida como «el diagrama del viaje» (Bonny, 1978, p. 24). Esta secuencia usualmente incluye tres niveles de experiencia: 

    • el «preludio», 
    • el «puente» (ascención o descenso a los estados más profundos) y 
    • el «centro» o el mensaje de la sesión. 

    Es la música, la que lleva el paciente a estos momentos distintos. Para ello la sesión se estructura del siguiente modo:

    1. Pre-sesión (Diálogo inicial)

    2. Inducción

    3. Experiencia con música.

    4. Integración (dibujo de un mandala)

    5. Post-sesión (Diálogo final)

    4. Referencias bibliográficas

    Las referencias bibliográficas de musicoterapia citadas en esta entrada son:

    Como otros datos de interés puedo comentarte que te puedes formar con este método en:

    Instituto MAP

    ADIMTE


    1 comentario

    Introducción a los Métodos de Musicoterapia – THE MUSIC FOR THERAPY · agosto 13, 2018 a las 3:00 pm

    […] MÉTODO BMGIM: Este método considera  la audición musical como ponerse ante un “espejo musical”, donde el viajero explora partes de sí mismo a partir de los “mensajes” que le da la música. […]

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


    ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

    Si quieres...

    • Descargarte dos e-books gratis de Musicoterapia
    • Ser la primera persona en enterarse de lo nuevo de Musicoterapia For Life
    • Y tener acceso a nuevas campañas

    ...AHORA PUEDES

    A %d blogueros les gusta esto: