En Musicoterapia For Life queremos introducir algunas ideas clave sobre la musicoterapia, asertividad y violencia de género. Con ello pretendemos acercarnos a una de las áreas que más hemos trabajado en los grupos de mujeres que han sufrido violencia machista. 

Desde hace unas décadas, diferentes musicoterapeutas, han evidenciado la incidencia positiva de la musicoterapia en el  área emocional. En nuestro caso, hemos investigado, y ya hemos escrito, sobre esa incidencia en mujeres víctimas de violencia de género.

La experiencia que hemos desarrollado desde el 2014 con grupos de mujeres, nos permite afirmar que la musicoterapia es una terapia adecuada para mejorar o reforzar diferentes dimensiones emocionales.

Por ello, comparto una de las técnicas que he utilizado en los grupos con los que he trabajado. Evidentemente es una muestra. Y es la descripción, porque es difícil mostrar lo que puede llegar a pasar en la sesión.

1. La Violencia de género

La violencia de Género, tal y como se recoge en la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género es:

Una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres. Como consecuencia de esta desigualdad se produce la violencia contra la mujer. Es decir, que la violencia de género se define como:

 «agresiones sufridas por la mujer como consecuencia de los condicionantes socioculturales que actúan sobre el género masculino y femenino, situándola en una posición de subordinación al hombre y manifestadas en los tres ámbitos básicos de relación de la persona: maltrato en el seno de las relaciones de pareja, agresión sexual en la vida social y acoso en el medio laboral» 

El ciclo de la violencia de género comienza con lo que Luis Bonino (s.f.) denomina micromachismos. Esto es, aquellas muestras minúsculas, y casi imperceptibles. Comienzan a sustentar la dominación y la violencia en la vida cotidiana, haciendo que esa asignación de roles (hombre status superior vs. mujer status inferior) no sólo se mantenga, sino que se incremente.

Tras esto, aumenta el control del hombre sobre la mujer en intensidad y frecuencia. Esto se confunde, en ocasiones, con muestras de protección y preocupación.  Con el paso del tiempo, el hombre comienza a incluir humillaciones para ridiculizarla, provocando consecuencias negativas, para la mujer como por ejemplo, baja autoestima y miedo a expresar cualquier opinión.

2. ¿ Qué es la asertividad?

La asertividad es una de las habilidades sociales básicas. Se define como la capacidad que tenemos para expresar opiniones o sentimientos. Esto es, el derecho a decir no ante una situación, o a aplazar una decisión o una respuesta.

Esta habilidad se adquiere y se consolida a lo largo de nuestra existencia. Pero para ello hay que crear las condiciones educativas necesarias para que esta capacidad se adquiera y se interiorice.

¿ Pero que ocurre cuando alguien vive una situación continuada de amenaza, rechazo y/o violencia?

A menudo se ve socavada la autoestima o la asertividad. Así mismo aparecen cuadros de depresión o ansiedad, como ya hemos comentado en estos otros post.

Y este es uno de los objetivos que nos planteamos en los grupos: contribuir a aumentar la asertividad. Con ello queremos incorporar elementos de empoderamiento e integración social que les permita recuperar el espacio que les corresponde.

Uno de los aspectos que queremos resaltar es que cada mujer posee unas potencialidades y en estas nos fijamos. Desde esta perspectiva positiva «se puede promover a las mujeres hacia una salud mejor y hacia la construcción, desde ellas mismas, hacia su independencia y libertad» (Roca y masip, 2011, p.77)

3. Musicoterapia, asertividad y violencia de género

Empecé a trabajar con musicoterapia en el  2014, con grupos de mujeres víctimas de violencia de género. Y desde entonces, todos los años trabajo con uno o dos grupos, dependiendo de las circunstancias.

No obstante, lo que sí he podido constatar es que con la musicoterapia podemos llegar a explorar diferentes dimensiones o áreas: La afectiva y la emocional, entre otras. Y con ello abordar el trabajo de la asertividad.

En Musicoterapia podemos establecer dos objetivos, relacionados con esta habilidad social:

  1. Ofrecer un espacio donde las mujeres se sientan libres de realizar y comentar todo aquello que crean necesario.
  2. Favorecer la expresión de emociones, sentimientos o pensamientos reforzando la capacidad de comunicarse y expresarse.
Para ello el profesional de musicoterapia debe poner en marcha técnicas que faciliten la expresión en cualquiera de sus modalidades, técnicas expresivas en las que las mujeres tengan que hablar, participar, expresar.
Una posible técnica para trabajar estos objetivos con mujeres maltratadas, víctimas de violencia de género, podría ser la siguiente:

3.1 Como organizar la sesión de musicoterapia

  • Seleccionamos el poema «No es No» de Hugo Filkenstein
  • Escuchamos el poema en audio
  • La primera vez lo hacemos sin tener la transcripción del poema, solo lo escuchamos.
  • Se reparte una transcripción del poema a cada una, volvemos a escuchar el poema y se les pide a las mujeres que vayan seleccionando las frases que más les guste, les llame la atención o que simplemente quieran resaltarlo.
  • Se pide a cada una que lea en voz alta las frases que han señalado utilizando la entonación que quieran: con la voz alta; con rabia, con suavidad, cantando, dando palmas….Cada una expresa las frases como quiera y considere.
  • Después de que cada una lea las frases seleccionadas, se pide a las compañeras que digan cómo han sonado las frases y se comenta si esa era la intención o no.
  • Repetimos todas juntas la frase con la entonación que la mujer haya hecho (acompañando así) a la mujer que acaba de leer.
  • Se les pide que se queden  con una frase de las que habían seleccionado. Deben seleccionar  el instrumento o instrumentos del setting  que quieran y musicalicen su frase. Pueden repetirla tantas veces consideren.
  • Las demás, acompañamos a la mujer que acaba de intervenir con nuestros instrumentos manteniendo la estructura y el tono que haya seleccionado para expresar su frase.
  • Una vez han participado todas, se vuelve a leer el poema entero, entre todas acompañando o no con instrumentos según lo que consideren.

El tiempo estimado para el desarrollo de esta actividad con 8 mujeres es de 1h.15 min. aproximadamente

Recuerda que cada sesión es una oportunidad para dar lo mejor de sí. ¡¡Aprovéchala!!


1 comentario

Autoestima, Asertividad y Musicoterapia con mujeres maltratadas - MUSICOTERAPIA FOR LIFE · mayo 20, 2019 a las 6:12 pm

[…] En otras entradas hemos hablado de este tema, pero en este caso comparto la entrevista que me hicieron en La Cadena Ser a raíz de la presentación de los resultados obtenidos en el taller de musicoterapia con mujeres maltratadas. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Si quieres...

  • Descargarte dos e-books gratis de Musicoterapia
  • Ser la primera persona en enterarse de lo nuevo de Musicoterapia For Life
  • Y tener acceso a nuevas campañas

...AHORA PUEDES

A %d blogueros les gusta esto: