En Musicoterapia For Life nos acercamos a la Musicoterapia, emociones y violencia de género. Lo hacemos de la mano de Adriana Peña, psicóloga y musicoterapeuta con la que tuve el gusto de compartir grupo de mujeres en el curso 2018-2019.

La invité a colaborar en el blog porque creo que puede aportar ideas frescas y nuevas. Que nos dé pistas y sirvan de inspiración a lo que hacemos día a día como musicoterapeutas. Por eso estoy convencida que es bueno que de vez en cuando se pasen compañeras por esta casa y compartan nuevas reflexiones.

Os dejo con ella….

La Música y las emociones

Antes de empezar a hablar de musicoterapia, emociones y violencia de género quiero introducir algunos aspectos relacionados con la música y las emociones.

La música es el alimento de las emociones, tiene un gran poder para influir en nuestros estados emocionales: nos ayuda a intensificar las emociones de cómo nos sentimos, a evocar recuerdos, a dar significado a nuestros estados emocionales y a distraernos (Pfeiffer y Zamani, 2019).

Así mismo, implica actividad en prácticamente todo nuestro cerebro, tanto en zonas subcorticales como corticales. Además tiene la capacidad de activar circuitos cerebrales de motivación y recompensa. Por ello, tiene un valor clínico-terapéutico considerable. 

Mujeres víctimas de violencia de género y Musicoterapia

Las mujeres que han sufrido una situación de violencia de género usualmente desarrollan una serie de síntomas que deben ser abordados para mejorar su calidad de vida. La musicoterapia brinda aquí un canal de comunicación que complementa a la terapia verbal, ofreciendo dos puntos fundamentales en la intervención con este colectivo:

  • El poder emocional de la música: su capacidad para facilitar el reconocimiento de las emociones, la expresión, la evocación y la transmisión en un colectivo que tiene como punto de partida la intervención a nivel emocional y el establecimiento de vínculos.
  • El potente canal de comunicación que ofrece la música, sustentando una intervención grupal de apoyo en la que la comunicación fluye a través de canales más creativos, en contraposición a las terapias verbales en las que el uso del lenguaje conlleva la racionalización de lo que estamos diciendo, facilitando asimismo este proceso a la inversa: la comunicación musical puede servir de puente hacia la verbalización. En palabras de Kenneth Bruscia (2007) “la música sirve para intensificar, elaborar o estimular la comunicación verbal, mientras que la comunicación verbal sirve para definir, consolidar y clarificar la experiencia musical”

Musicoterapia, emociones y violencia de género: El Proyecto

El proyecto que desarrollamos el año pasado con mujeres víctimas de violencia de género, tenía como objetivo unir estos tres elementos: La musicoterapia, emociones y violencia de género.

El objetivo del proyecto era contribuir con la musicoterapia a que las mujeres identificaran sus emociones, las expresaran  y las regularan. 

Por ello, en  la intervención grupal que llevamos a cabo el año pasado (2019), pudimos observar cómo la musicoterapia nos ofreció herramientas para que pudiera crearse en el grupo una relación de confianza. Pudimos observar que  ayudó a las usuarias a expresarse y a compartir sus vivencias, a aceptarlas, a mirarlas desde otros ojos y a sentirse apoyadas.

Respecto a mi experiencia personal, puedo decir que considero importante en este tipo de intervención:

  • Encontrarse emocionalmente bien para poder transmitirlo.
  • Crear un clima positivo que les ayude a confiar y compartir.
  • Fomentar la inteligencia emocional a través de diferentes actividades de expresión y reconocimiento de emociones, que favorezcan asimismo las habilidades sociales.
  • No forzar pero sí crear situaciones propicias controladas donde puedan liberarse de su carga emocional. 
  • Recabar previamente información personal, si es posible por diferentes vías, así como realizar la Valoración Inicial en Musicoterapia con test psicométricos que nos permitan analizar cuantitativamente la eficacia de nuestra intervención.
  • Analizar diariamente la utilización del setting de musicoterapia, ya que ofrece una gran carga de información.

Para el próximo proyecto

Tan pronto como la situación por el Covid-19 lo permita, llevaremos a cabo la siguiente intervención con mujeres víctimas de violencia de género. Tenemos muchas ganas de empezar y estamos pensando en incorporar nuevos instrumentos de medición. Todo ello con la finalidad de seguir aumentando la evidencia empírica del impacto de la musicoterapia en este ámbito y poder llegar a más mujeres.

Como retos personales nos proponemos:

  • La utilización de la voz en mayor grado por parte de la musicoterapeuta ya que es el vehículo más importante para la comunicación y juega un papel fundamental en el vínculo.
  • Aumentar el número de sesiones con el fin de poder reforzar al máximo lo trabajado y que pueda extrapolarse a la vida real
  • Tratar de llegar al máximo número de mujeres
  • Visibilizar los beneficios de esta intervención

Y todo ello, sé que será posible porque junt@s podremos con todo.

Adriana Peña

Psicóloga. Musicoterapeuta en Unió Musical l’Eliana (Valencia)

Musicoterapeando con Adriana & Nerea


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Si quieres...

  • Descargarte dos e-books gratis de Musicoterapia
  • Ser la primera persona en enterarse de lo nuevo de Musicoterapia For Life
  • Y tener acceso a nuevas campañas

...AHORA PUEDES

A %d blogueros les gusta esto: