En Musicoterapia For Life vamos a hablar de la musicoterapia para adultos y los beneficios que esta puede tener, teniendo en cuenta que es un sector amplio. En esta entrada quiero ofrecerte algunas ideas para que conozcas más y mejor para qué puede servir la musicoterapia cuando trabajamos con personas adultas.

La musicoterapia puede ser aplicada a diferentes ámbitos y se ha ido demostrando que ofrece diferentes beneficios cuando se aplica debidamente. En este caso,  nos centraremos en la necesidad de hablar de la musicoterapia para adultos desde una doble vertiente: Para prevenir y para recuperar o rehabilitar.

En este sentido, esta terapia, puede ser implementada desde una dimensión preventiva, pero también rehabilitadora. La musicoterapia puede servir para: mejorar, mantener o recuperar el funcionamiento físico, emocional, cognitivo y social.

Empecemos por definir musicoterapia

Lo primero que debemos tener en cuenta es que la musicoterapia es: el uso de los elementos musicales con fines terapéuticos y debe ser desarrollada por un o una  musicoterapeuta.

Una de las definiciones que mejor explica la musicoterapia con adultos es la de Alvin (1997) que la define como: el uso dosificado de la música en el tratamiento, rehabilitación, educación, reeducación y adiestramiento de adultos y niños, que padezcan trastornos físicos, mentales y emocionales. 

De este modo esta autora confirma que la musicoterapia puede ser utilizada con adultos no solo en su faceta rehabilitadora, si no también en su dimensión más educativa o de adiestramiento. Y con todo ello, me gusta resaltar que con la musicoterapia se pueden trabajar diferentes áreas como la física, la mental o cognitiva y la emocional.

La musicoterapia puede también definirse como: el uso de la música para lograr los objetivos terapéuticos para la recuperación, preservación y el mejoramiento de la salud mental y física (NAMT, 1980).

Dicha terapia es aplicable a diferentes colectivos, y puede ser aplicada en diferentes tratamientos, sin descuidar que debe ser llevada a cabo por un musicoterapeuta. Éste debe conocer qué tratamiento debe llevarse a cabo y lo sistematice para poder alcanzar los objetivos propuestos.

La musicoterapia, por tanto, a veces se convierte en una terapia complementaria a otras terapias o tratamientos.

Musicoterapia preventiva

Hablamos de musicoterapia preventiva porque su aplicación puede darse antes de que haya surgido ningún problema de salud que afecte a los estados del ser humano. Con ello se puede contribuir a reducir los riesgos para su salud o a construir resistencias contra problemas de salud que pueden surgir. 

La musicoterapia para adultos puede ofrecer también sistemas de apoyo e introspección. Con ello es posible luchar o aprender a vivir con un problema de salud, mejorando aspectos personales y emocionales.

Uno de los aspectos en los que influye la musicoterapia es el estado emocional. En este sentido las técnicas musicoterapéuticas pueden aplicarse con carácter preventivo. Pueden servir para ayudar a las personas adultas a mejorara el autoconocimiento, la autoestima o a identificar estados emocionales para poder regularlos.

La musicoterapia para adultos puede ayudar a la persona a encontrar sentido a lo que está viviendo en ese momento. Así mismo, puede ayudarle a encontrar nuevos caminos para su realización. Con las técnicas musicoterapéuticas se pueden trabajar emociones, la introspección o mejora en las relaciones sociales.  Este tipo de tratamiento puede llevarse a cabo de forma individual o grupal.

Musicoterapia para adultos rehabilitadora

La musicoterapia para adultos puede adquirir esa dimensión preventiva o educativa para trabajar cualquiera de las tres áreas que se han citado. Pero puede ser aplicada en contextos rehabilitadores o paliativos.

Cuando se tienen problemas de salud la musicoterapia puede ser aplicada en diferentes sentidos:

  • De apoyo: La musicoterapia se aplica para contrarrestar el problema de salud que se tenga. A través de la introspección se contribuye a paliar los efectos de dicho problema (aprender a vivir con la enfermedad)
  • Rehabilitadores: Puede contribuir a recuperar o compensar capacidades perdidas a causa de un problema de salud.
  • Paliativo: La musicoterapia puede contribuir a cambiar la percepción de los síntomas de los pacientes con cuidados paliativos.

Musicoterapia para reducir el estrés

Hay estudios que demuestran que aplicando musicoterapia a un grupo de personas adultas, estas mejoran en aspectos como: bienestar físico y psicológico; aumentan su expresividad; y mejoran la relación social con los demás.

Hay otras experiencias de musicoterapia para adultos que han demostrado, como los participantes disminuían el nivel de estrés de manera importante. Así, siendo el estrés, uno de los problemas más actuales en la población adulta,  la musicoterapia se presenta como una terapia no farmacológica que ayuda a reducir el estrés. 

Actualmente se sabe que existen 6 patrones diferentes de comportamiento ineficiente en la gestión del estrés, que nos indican maneras específicas de vulnerabilidad al estrés. Por ello, contribuir a mejorar dicha gestión es imprescindible para tener una vida saludable y prevenir enfermedades de carácter físico o psíquico.

En este sentido, y siguiendo en los estudios que se han realizado, se puede afirmar que con la musicoterapia se contribuye a disminuir el estrés en la dimensión preocupación, y  en la dimensión tensión. Además se incrementó de manera importante la dimensión alegría 

Así mismo con las técnicas musicoterapéuticas, se puede contribuir a un adiestramiento dirigido al control de las situaciones o condiciones que favorecen el estrés. También contribuye al desarrollo de diversas habilidades personales destinadas a favorecer el cambio en las estrategias con las que se abordan los problemas de estrés.

Depresión y Musicoterapia para adultos

La depresión ha sido descrita como una experiencia difícil para la persona. Esta está caracterizada por el distress emocional y sufrimiento, se considera una de las alteraciones médicas más frecuentes. La depresión progresivamente incrementa los síntomas de baja energía, poca concentración, sensaciones displacenteras con poco autocuidado.

Según la Organización Mundial de la Salud, se asume que para el año 2020 la depresión será la segunda enfermedad más frecuente en el mundo. Por ello se hace necesario desarrollar y adaptar terapias que permitan paliar los efectos de esta enfermedad.

Entre ellas, actualmente existen estudios que han demostrado como la musicoterapia puede constituirse como una terapia  que ayude a disminuir los síntomas de la depresión.

En los resultados se observa que existe una disminución de los niveles de depresión en la muestra. La musicoterapia ayuda a restablecer la capacidad natural del individuo. Contribuye a poder relacionarse consigo mismo y con el mundo que lo rodea de forma satisfactoria. Y todo ello haciendo posible la exploración, expresión, contención y resolución de emociones conflictivas.

Técnicas musicoterapéuticas

Quizás a estas alturas estás pensando que vale, sabes qué es la musicoterapia y en qué se puede aplicar, pero ¿ cómo se hace? ¿ Qué se hace?

Lo primero que debo decirte es que las técnicas musicoterapéuticas siempre deben ser aplicadas por musicoterapeutas formados para aplicar esta disciplina. Por tanto, una vez conoce al paciente e identifica las necesidades diseñará un programa de intervención. El musicoterapeuta diseñará los objetivos y aplicará técnicas para alcanzar dichos objetivos.

Existen diferentes métodos y modelos de musicoterapia, y también existen diferentes técnicas. Te expongo algunas:

  • Técnicas receptivas y Técnicas expresivas: en ellas el paciente escucha música o la produce a través de improvisaciones o el canto.
  • El musicoterapeuta puede proponer llevar a cabo improvisaciones musicales con la utilización de diferentes instrumentos. Puede utilizar también la percusión corporal  (Método BAPNE). Esa improvisaciones pueden ser también a través del canto o expresión vocal.
  • Además en sesión se puede sugerir escuchar de forma receptiva música editada o música producida por el propio musicoterapeuta (instrumento o canto). Se pueden utilizar cuencos tibetanos, u otro tipo de instrumentos. Siempre dependerá del objetivo que se pretenda y de lo que se quiera provocar.
  • Pueden haber sesiones de relajación y meditación (técnicas receptivas). También puede acompañarse con actividades expresivas utilizando pinturas, pañuelos, mandalas, o cualquier otro tipo de elemento que sirva de canal para favorecer la expresión de lo vivido y sentido en la sesión.

Ejemplos de la aplicación de la musicoterapia en adultos

Quiero compartir contigo algunas experiencias que he podido ver por la red para que te hagas una idea de todo lo que hemos hablado. Además de los enlaces que he puesto en esta entrada, en los que podrás encontrar más información, puedes ver las siguientes experiencias:

Ejemplo de Método Bapne

Ejemplo de una improvisación


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Si quieres...

  • Descargarte dos e-books gratis de Musicoterapia
  • Ser la primera persona en enterarse de lo nuevo de Musicoterapia For Life
  • Y tener acceso a nuevas campañas

...AHORA PUEDES

A %d blogueros les gusta esto: