En Musicoterapia For Life, hablamos sobretodo de la Musicoterapia aplicada a mujeres víctimas de violencia machista. Pero esta terapia ofrece grandes beneficios en diferentes ámbitos. Por ello hablamos hoy de Musicoterapia y Autismo. El autismo es una alteración que se da en el neurodesarrollo de competencias sociales, comunicativas y lingüísticas y, de las habilidades para la simbolización y la flexibilidad.

1. ¿ De qué hablamos cuando hablamos de autismo?

Actualmente se habla de Trastorno del Espectro Autista. No todas las personas con autismo presentan las mismas caracterísicas. Más que un conjunto cerrado estanco, el autismo ha de verse como un CONTÍNUO de posibilidades. Como un ESPECTRO en el que las presentaciones son altamente heterogéneas. Implica que individuos con un mismo diagnóstico puedan variar enormemente en sus características externas (FESPAU).

2. Algunos rasgos característicos de niños con autismo

  • Dificultad para relacionarse emocionalmente con el mundo que les rodea
  • Presentan una gran habilidad para manipular los objetos con los que guardan una relación afectiva especial
  • El lenguaje tiene un simbolismo individual, particular (existen diferentes niveles)
  • La motricidad también varia
  • Movimientos estereotipIados
  • Dificultades en el lenguaje, aunque dependiendo de las posibilidades puede llegar a adquirirse

3. ¿ Cómo incide la Musicoterapia en el autismo?

Cada niño desafía en una búsqueda permanente de recursos comunicacionales. Podemos encontrar niños que tapan sus oídos defendiéndose del “habla” y luego es posible hallarlos apoyados en altavoces de un equipo de sonido a máxima intensidad. La musicoterapia y autismo son dos realidades que se entienden y se complementan. Veamos porqué.
Para el Musicoterapeuta poder situarse en la escucha del niño, implica anticipar reacciones de aislamiento, abarcando lo que suena dentro y fuera de la sala.
En musicoterapia las relaciones se dan entre un Sujeto, un Musicoterapeuta y objetos sonoros , o no, que entran en juego, componiendo su propia obra y con las reglas dadas por cada sujeto en cada situación.
Los sonidos, la vibración, la comunicación no-verbal, son elementos presentes en las sesiones. Se produce una comunicación a través de los elementos que funcionan como conectores entre el niño y el musicoterapeuta o su entorno.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Si quieres...

  • Descargarte dos e-books gratis de Musicoterapia
  • Ser la primera persona en enterarse de lo nuevo de Musicoterapia For Life
  • Y tener acceso a nuevas campañas

...AHORA PUEDES

A %d blogueros les gusta esto: