En este post, de Musicoterapia For Life, hablaremos de musicoterapia y de las consecuencias de la violencia de género. Las circunstancias que rodean la violencia machista en el ámbito familiar son diversas. También lo son, las consecuencias que este maltrato tiene en la víctima y las formas de intervenir en este colectivo.

1. La violencia de género

La Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre de Medidas de protección integral contra la violencia de género, considera que la intervención debe ser integral contemplando el apoyo psicológico, social, económico y laboral, entre otros.

La violencia de género hace referencia a la violencia específica contra las mujeres. En una relación basada en la desigualdad entre la mujer y el hombre en la que éste asume el poder y el control.  Fernández et al. (2011), considera que el agresor muestra una actitud dominante, que utiliza la violencia y la intimidación de manera reiterada para controlar a la víctima y mantener la sumisión de la misma. Esta misma autora considera que existen tres tipos de maltrato

2. Tipos de violencia de género

  1. Maltrato físico que se refleja en agresiones físicas infligidas de forma intencional con golpes, quemaduras, entre otros,  causando lesiones corporales.

  2. Maltrato psicológico que se lleva a cabo a través de humillaciones, insultos,  amenazas y críticas exageradas y en muchas ocasiones realizadas públicamente desvalorizando a la mujer. Además, se incluyen otros comportamientos como un control excesivo sobre lo  que hace ésta, control del dinero, anulación en la toma de decisiones o aislamiento social prohibiéndole cualquier contacto con familiares y/o amigos, muy especialmente si no es en su presencia.

  3. Maltrato sexual que se lleva a cabo con actos que atentan contra la libertad sexual de la persona y contra su dignidad a través de relaciones sexuales forzadas

3. Consecuencias de la violencia de género

    De estos tres, el abuso psicológico, es el que se considera más perjudicial para la víctima. Es el más difícil de percibir  por parte de la persona que lo recibe. Así mismo las estadísticas consideran que este tipo de violencia es el más frecuente. Es la que afecta de forma directa y consistente a la baja autoestima de las mujeres maltratadas (Alberdi y Matas, 2002).

     El maltrato físico está directamente relacionado con la depresión. Es el más evidente por la repercusión física que se da con lesiones, moratones y otras consecuencias que son claramente visibles. Esto aumenta la probabilidad de denunciar o establecer contacto con los servicios sociales. Por tanto facilita el acceso a un tratamiento especializado que le permita mejorar física y emocionalmente (Sarasua et al. 2007).

    En líneas generales consideran que las mujeres víctimas de violencia de género  sufren los siguientes síntomas:

    1. Alta ansiedad
    2. Depresión
    3. Baja autoestima
    4. Miedo
    5. Dificultad en la regulación y expresión de sentimientos
    6. Dificultad en las estrategias de afrontamiento
    7. Sentimientos de impotencia y desesperanza
    8. Baja asertividad

    Estos problemas son los que se tendrán en cuenta en el proceso musicoterapéutico. Se propondrán técnicas que puedan contribuir a la mejora de la autoestima, aumentar la asertividad o aflorar sentimientos positivos hacia una misma y hacia las demás.

    4. Musicoterapia y consecuencias de la violencia de género

    Algunas experiencias llevadas a cabo en musicoterapia confirman que ésta es una herramienta adecuada para favorecer la mejora del área emocional de las mujeres víctimas de violencia de género.

    Si buscamos propuestas de musicoterapia y mujeres víctimas de violencia de género, encontramos algunas, aunque todavía son escasas. La mayoría tienen como objetivo trabajar lo que está más directamente relacionado con las emociones, autoestima, depresión y ansiedad. Por citar algunas, he escogido estas, aunque puedes ampliar esta información aquí:

    • Teague A. K., Hahna, N. D., & McKinney, C. H. (2006): En sus estudios analizan el efecto de la musicoterapia grupal  en los niveles auto-reconocimiento de ansiedad, depresión y autoestima.  
    • Fernández de Juan, T. (2011): Analiza la eficacia de APM en el estrés, la depresión y ansiedad
    • Lago, P. (2012): Con su intervención musicoterapéutica contribuyeron a la mejora de la autoestima, reducción de la ansiedad y mejora de la comunicación
    • Miner, K. (2015): Su intervención se centró en el uso de la musicoterapia para la reducción de la ansiedad
    • Wolfe J. C. (2016): Estudian los cambios generados respecto al empoderamiento, autoestima y dependencia

    Estas son solo algunas propuestas de las que he encontrado. Puedes conocer más experiencias en este blo de Musicoterpia For Life. Pero si conoces algunas experiencia más de alguna compañera, o si has sido tu la que la has puesto en marcha y quieres compartir, no dudes en hacerlo.


    0 comentarios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


    ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

    Si quieres...

    • Descargarte dos e-books gratis de Musicoterapia
    • Ser la primera persona en enterarse de lo nuevo de Musicoterapia For Life
    • Y tener acceso a nuevas campañas

    ...AHORA PUEDES

    A %d blogueros les gusta esto: