En Musicoterapia For Life nos acercamos a algunas de las publicaciones que existen sobre musicoterapia y víctimas de violencia de género. 

En este blog de musicoterapia, compartimos información sobre  la musicoterapia. Asimismo hablamos de como aplicarla con diferentes colectivos. Pero sobretodo, nos hemos especializado en la musicoterapia y violencia de género.

Poco a poco se va ampliando el espectro de publicaciones relacionadas con la violencia de género y musicoterapia. Fruto de ello es la relación que poco a poco vamos ampliando en la sección de publicaciones de musicoterapia y violencia de género. 

No obstante, somos conscientes de que todavía falta camino por recorrer. Pero, sin duda, somos cada vez más. Nos vamos sumando a la intervención musicoterapéutica con mujeres que han sufrido violencia de género.

Como ejemplo de ello, mostraremos cinco, de los autores que aplicaron la musicoterapia en grupos de mujeres víctimas de violencia machista. 

1. La intervención de Whippley y Lindsey (1999)

Estos autores desarrollaron un programa de musicoterapia dirigido al colectivo de mujeres maltratadas. Residían temporalmente en un refugio. Participaron 15 mujeres a lo largo de ocho sesiones grupales.

Los objetivos propuestos para la intervención fueron seis:

  • elevar la autoestima
  • mejorar las habilidades de comunicación
  • favorecer el aumento de la autoconciencia 
  • aumentar la orientación a la realidad
  • mejorar las habilidades de afrontamiento
  • elevar el estado de ánimo

Se utilizaron diferentes técnicas musicoterapéuticas, tanto receptivas como expresivas. Desde escuchar canciones, analizar la letra, relajación o expresar sentimientos a través de la música u otras propuestas terapéuticas.

Algunos de los resultados obtenidos a partir de la intervención fueron los siguientes:.

  • Se mencionaron declaraciones positivas sobre el aumento de la comunicación, la escucha y el vínculo entre las mujeres.
  • La distracción de los problemas y el establecimiento de objetivos también fueron muy apreciados. 
  • Algunas de las diferencias más inmediatas en la elevación del estado de ánimo se observaron durante el canto grupal, una actividad que también tendió a aumentar la interacción social entre las mujeres. 
  • Otro aspecto que mejoró fue la comunicación. Esto se observó cuando las mujeres tuvieron la oportunidad de escribir canciones sobre y para las demás.

2. Musicoterapia y violencia de género de Sandra L. Curtis (2000)

En su artículo Music Therapy for Women Who Have Experienced Domestic Violence plantea las consecuencias que la violencia de la pareja íntima (IMPV) tiene en las mujeres. Sobretodo resalta, las relacionadas con el área emocional. En este sentido, la ansiedad y la depresión es una de las consecuencias más repetidas.

Respecto a las técnicas que la autora describe en su artículo fueron sobre todo el análisis y la escritura de letras de canciones. Además destaca algunas ideas como:

  • La composición y grabación de canciones, proporcionan una maravillosa oportunidad para que las mujeres den voz a sus propias experiencias. 
  • En este sentido deben ser cuidadosamente introducidas por el musicoterapeuta
  • Contando sus historias y dejando que se les escuche a través de la canción, valida sus experiencias 
  • La posterior grabación de estas composiciones originales pueden, en última instancia, fomentar su sentido de autoestima 
  • Las mujeres tienen la opción de grabar la canción con ellas mismas cantando o haciéndolo el musicoterapeuta por ellas. 
  • En cualquier caso, la grabación debe ser de la más alta calidad y en cualquier caso, el resultado, es un poderoso reflejo estético de la propia creatividad de la mujer y un testimonio de su resistencia.

3. Publicación de Teresa Fernández Juan (2006)

Esta autora ha estudiado la incidencia que tiene la musicoterapia con mujeres víctimas de violencia de género y desde una perspectiva feminista. 

De Teresa Fernández he encontrado varios artículos, con experiencias diferentes. En este post, muestro solo el del 2006. Pero puedes encontrar algunas referencias más en la página de publicaciones de Musicoterapia For Life.

En su proyecto «Hacia un nuevo camino» contribuyó al aumento de la autoestima del grupo de mujeres. Veamos algunos detalles más del artículo

La experiencia del 2006 se llevó a cabo con un grupo de  10 mujeres. Sus edades estaban comprendidas entre los 35 y los 57 años. El método utilizado fue el Abordaje Plurimodal en Musicoterapia.

Los resultados obtenidos indican que todas las mujeres del grupo mejoraron la autoestima y la asertividad de estas mujeres. Además se registraron otros resultados como:

    • Reacciones emocionales que posibilitaron la apertura del grupo a lo  sonoro.
    • Catarsis a través de la  reminiscencia sonora del pasado.
    • Surgimiento de aspectos emergentes que daban cuenta de sus sentimientos reprimidos hacia diferentes personas importantes en su vida.
    • Reconocimiento de los nudos de conflicto que originaban la depresión que sufrían
    • Inicio del proceso para deshacer esos nudos
    • Creación de un entorno seguro y de confianza entre las integrantes del grupo.

      4. Musicoterapia en grupo a mujeres víctimas de violencia de género (2019)

      En 2019 publicó en el libro RizomaTrans un capítulo en el que se describe la experiencia que en 2017 llevé a cabo, junto a Claudia Cruces. Trabajamos con mujeres que había sufrido violencia de género. 

      El grupo estaba constituido por ocho mujeres,  utilizando la Musicoterapia como metodología de trabajo desde el Abordaje Plurimodal (Schapira, 2007).

      Los objetivos planteados en esta intervención han sido: 

      • a) Favorecer el aumento de la autoestima y autodeterminación de las usuarias;
      • b) Fomentar  el empoderamiento de las componentes del grupo. 

      Dichos objetivos se plantearon a partir de los resultados obtenidos en la Escala de Autoestima de Rosenberg (Echeburúa, 1995) y Test de Asertividad de Rathus (s.f.).

      Los resultados obtenidos en esta experiencia es que mejoraron en autoestima y en asertividad. 

      La tendencia del grupo, al inicio, era una Autoestima Media y Baja. Al finalizar la intervención  las mujeres mostraban una autoestima Alta y Media

      Respecto a la asertividad, al inicio de la intervención, la puntuación más baja, mientras que en el post-test se mostró el aumento en la capacidad de ser asertivas.

      5. Por concluir

      Estas son solo algunas referencias de las que existen. Poco a poco son más las intervenciones musicoterapéuticas con mujeres víctimas de violencia de género.

      A medida que voy recogiendo información, la iré compartiendo, porque creo que es interesante compartir lo que estamos haciendo las profesionales que intervenimos con un colectivo como este.

      Por ello, si en algún momento quieres compartir alguna experiencia, bien porque la has leído, o porque la has llevado a cabo, puedes contactar conmigo.


      1 comentario

      Estudios de Musicoterapia y Violencia de Género - MUSICOTERAPIA FOR LIFE · mayo 20, 2019 a las 5:54 pm

      […] los estudios que llevaron a cabo Cassity y Theobold, Parra, Lago, y Guerrero y Cruces. En otro post, en Musicoterapia For Life, hemos abordado otros estudios como el de Whipley, Fernández (2006) y […]

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


      ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

      Si quieres...

      • Descargarte dos e-books gratis de Musicoterapia
      • Ser la primera persona en enterarse de lo nuevo de Musicoterapia For Life
      • Y tener acceso a nuevas campañas

      ...AHORA PUEDES

      A %d blogueros les gusta esto: