La palabra «setting» es un concepto que utilizamos muy a menudo en Musicoterapia. ¿Pero qué es el setting en musicoterapia? ¿ Porqué hablamos de ello? ¿ Qué lo compone? ¿Qué debemos tener en cuenta para conformar un setting adecuado?. En Musicoterapia For Life intentaremos responder a estas y otras cuestiones.

El concepto setting, traducido literalmente sería «ajuste», «escenario» o «marco». Dicho así, puede que todavía no le encontremos la relación con la musicoterapia. Pero si buscamos un poco más sobre su significado, encontramos que es definido como «un entorno determinado en el que algo tiene lugar».  

A partir de estas acepciones empezamos a indagar sobre la relación que este concepto tiene con la musicoterapia y como adaptar el concepto setting en musicoterapia.

1. ¿Qué es el setting en musicoterapia?

Recogiendo las ideas expuestas anteriormente podríamos decir que el setting en musicoterapia es el lugar donde se lleva a cabo el proceso musicoterapéutico. 

Pero no solo es el lugar físico. También se entiende que forma parte del setting, todo aquello que forma parte del escenario. Por tanto  el setting en musicoterapia es el lugar físico, pero también forma parte de él todos los elementos que entran en juego en cada sesión.

Según Benenzon, el setting es un lugar donde tiene que haber la mayor asepsia, la no-contaminación y la mayor profesionalidad. Este setting debe tener unas condiciones concretas como es estar aislado o tener el  suelo de madera.

Para una aplicación musicoterapéutica en un contexto no-verbal se jerarquiza el mundo sonoro y por tanto se debe cuidar cualquier interferencia sonora. Por eso, la sala debe estar aislada acústicamente porque es importante que no se escuchen sonidos del exterior.

En general, el proceso musicoterapéutico se debe llevar a cabo en entornos con pocos estímulos externos. El fin es que el paciente se concentre en el proceso musicoterapéutico y para ello es importante que existan pocas interferencias externas no-controladas.

En modelos o métodos en los que se combina el contexto no-verbal, con otras propuestas (ver por ejemplo abordaje plurimodal), el setting no es solamente la sala, si no que es también todos aquellos elementos que van a formar parte de la propuesta musicoterapéutica. Desde los instrumentos, hasta como disponemos la sala o los diferentes elementos que vayamos a utilizar. 

2. ¿ Qué debemos tener en cuenta?

El musicoterapeuta es el encargado de disponer el setting más adecuado para cada sesión. Es él, el que prepara-dispone todos los elementos que van a ser necesarios para el desarrollo de la intervención.

Todo debe estar preparado con antelación, independientemente de que puedan introducirse elementos nuevos en un momento concreto. Puede suceder que a medida que transcurra la sesión la paciente requiera, o proponga introducir algún objeto nuevo.

2.1 Sobre la infraestructura

En general se propone tener en cuenta que el setting de musicoterapia debe contemplar algunos criterios tales como:

  • Siempre que sea posible aislar la sala de sonoridades externas. La razón es que los sonidos externos pueden interferir en el proceso que se lleva a cabo. Pero también los sonidos que se emiten dentro de ésta pueden resultar extraños o ruidosos para el resto de la comunidad o institución y pueden a su vez generar malos entendidos o prejuicios.
  • Las dimensiones de la sala debe ser adecuada al número de pacientes con los que se va a intervenir. En nuestro caso, que intervenimos en grupo, es importante que la sala permita crear espacios diferenciados. Asimismo es una sala que facilita la interacción entre las mujeres. 
  • En cuanto a la temperatura, es importante mantener una temperatura agradable y cálida.
  • La luz también es importante ya que dependiendo de la actividad que vaya a realizarse en sesión, el musicoterapeuta deberá asegurarse que es la adecuada.
  • A menudo, en sesión se llevan a cabo propuestas en las que los pacientes están descalzos, por ellos, si es posible deberemos contar con una sala con suelo de madera que resulte acogedora.

Si quieres conocer un poco más sobre estos aspectos puedes descargarte de forma gratuita la guía en la que se exponen diez ideas básicas para el desarrollo de la sesión. La puedes encontrar en «ideas y recursos» o yendo desde aquí

2.2 Sobre los instrumentos

Respecto a los instrumentos no existe una única propuesta de qué tipo de instrumentos pueden incorporarse al setting ya que depende de las características de las personas con las que se interviene.

Podemos ver algunos ejemplos de instrumentos de percusión en grupos con personas con parálisis cerebral.  O instrumentos adaptados como presenta Gabriela Rodríguez en este vídeo.

En la propuesta que hacemos desde Musicoterapia For Life cuando trabajamos con grupos de mujeres, el setting en musicoterapia está constituido por instrumentos tales como: guitarra, maracas, claves, cabasa, yembe, panderos, panderetas, riqs, caja, cascabeles, ocean drum, palo de lluvia, xilófonos, carrillón, émbolo flauta dulce, huevos de percusión, crótalos, platillos, cencerro, agogó, triángulo, güiro, vibraslap, entre otros

Pero no están todos en todas las sesiones. Depende de la propuesta que llevemos preparada para la sesión introducimos, o no, determinados instrumentos.

2.3 Otros elementos del setting de musicoterapia

Tal y como he expuesto anteriormente, hay otros elementos que forman parte del setting en musicoterapia. A veces no solo incorporamos instrumentos si no que también introducimos otros objetos necesarios para el desarrollo de la sesión.

Por ejemplo pueden formar parte del setting, plásticos que pueden convertirse en un mar, o en una ola. Pueden incorporarse folios o papel continuo (papelote) , para evaluar la sesión a través de dibujos que van realizando las mujeres, mientras escuchan música en directo. Esto lo hacemos como cierre de la sesión. Pero puede ser utilizado en otros momentos de la intervención.

También introducimos pintura de manos, rotuladores, ceras, tijeras, cola o  pañuelos, entre otros. Como he comentado anteriormente con los instrumentos, no todos estos elementos van a estar presentes en todas las sesiones. Solo se incorporan cuando sean necesarios para el desarrollo de la sesión. 

Como verás, cuando hablamos de setting en musicoterapia, estamos abarcando aspectos que va más allá de la infraestructura. Vemos que en este concepto se incorporan todos los objetos que ponemos a disposición del paciente o del grupo para el desarrollo de la sesión. Todo va a depender de la propuesta musicoterapéutico que se haga.

Y tú, ¿que incorporas en tu setting? ¿ También utilizas diferentes elementos? ¿ Qué propuestas haces? Si quieres compartir puedes hacerlo. Estaré encantada de recibir tu propuesta y publicarla, si tu quieres.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Si quieres...

  • Descargarte dos e-books gratis de Musicoterapia
  • Ser la primera persona en enterarse de lo nuevo de Musicoterapia For Life
  • Y tener acceso a nuevas campañas

...AHORA PUEDES

A %d blogueros les gusta esto: